Según el uso que des a la cocina y tus necesidades familiares
te convendrá uno u otro material. Lo analizamos.

¿Decantarse por la funcionalidad del Silestone? ¿Optar por la belleza única de la piedra natural? ¿Seleccionar planos de trabajos fabricados en porcelánico? Las encimeras de cocina deben ser altamente resistentes, higiénicas y fáciles de mantener, pues no son pocas las agresiones que sufren en su día a día, como golpes, calor, grasas… Descubre las propiedades de los distintos materiales.

Encimeras de cuarzo

Los planos de trabajo basados en cuarzo natural como Silestone, proporcionan una superficie de textura no porosa y muy resistente a las manchas. Su ventaja es que su rendimiento supera a los materiales tradicionales en cuanto a resistencia al impacto, al rayado, bajo mantenimiento y baja porosidad. En cuanto a la estética, contamos con más de 50 referencias de color además de una gran variedad de acabados.

SILESTONE

Encimeras de piedra

El mármol ofrece mucha calidez y encanto a la cocina. Sin embargo, es un material delicado y poroso que se mancha con facilidad y se puede deteriorar con los golpes. Dentro de las piedras el granito es la mejor opción. Constituido por cuarzo, feldespato y mica, de alta durabilidad y gran belleza, ofrece gran resistencia a los golpes, aguanta el calor y su resistencia a los rayos UV es alta. Su inconveniente es la porosidad, que lo hace blanco de las manchas.

MÁRMOL Y GRANITO

Encimeras porcelánicas

Dekton es un revolucionario material porcelánico que debido a su estructura ultracompacta ofrece una alta resistencia a los rayos ultravioleta, una alta estabilidad del color y una gran resistencia a la abrasión, lo que lo hace perfecto en cocinas tanto de interior como de exterior, pues mantiene su belleza inalterable sin necesidad de mantenimiento. Nuestro innovador material aguanta de todo, golpes, cortes de cuchillos y hasta el calor de las bandejas recién salidas del horno, sin que quede rastro de daños o marcas.

DESCUBRE DEKTON